Podia ser mejor, pero me toco ser diferente...

"Hay momentos en los que un hombre tiene que luchar, y hay momentos en los que debe aceptar que ha perdido su destino, que el barco a zarpado, que solo un iluso seguiría insistiendo. Lo cierto es que yo siempre fuí un iluso".
Big Fish.

martes, 13 de abril de 2010

Bukowski Bar

Podemos seguir recriminando lo que hicimos en el pasado, continuar tirándonos los trastos y las quejas a la cabeza pero yo conozco un lugar mejor donde echar todo eso: a la basura.
Recuerda lo bueno y olvida lo malo, si aún me miras con esos ojos es por algo. Lo sentimientos son manipulados por las circunstancias pero si el sentimiento es puro no encuentro razón para apartarlo.
Podríamos tomar una coca-cola y una cerveza, caminar por malasaña en Noviembre y escuchar poesía en el Bar Bukowski. También podría beberme el tiempo, caminar por tu vida en cualquier mes del año y escuchar tus "nos" un millón de veces hasta escuchar el "si" que necesito. Creo que deberíamos acostarnos en la cama de mi hermano y no besarnos hasta 4 horas después, acariciarte de arriba a abajo, desde ti hasta mi. No comer, ni dormir, ni beber...deberíamos besarnos.
Yo tendía que ir a las Musas mas a menudo, y tú decirme que si alguna vez. Todos nos equivocamos, quizá hasta yo al escribir esto. Pero la verdad que tampoco lo necesito: en el fondo me gustan tus nos. Si no, ¿Porqué te echo tanto de menos?
El silencio hace eco en mi almohada cada noche y me hace replantearme otra vez la vida contigo (o con vos, como prefieras) y entonces recuerdo tu rechazo. Las lágrimas escondidas están oxidando mi armadura, pero sigue oliendo a ti. Ese olor que dejaste tantos días impregnado en mi cama y que mi cuerpo se ha apoderado de él. Es lo único que me queda de ti, los recuerdos que mis sentidos pueden evocar.
Me queda tu sonrisa forzada, tus miradas perdidas, me queda tu amistad que no compensa, tu compañía sin caricias, tus risas a regañadientes, tus manos lejos de las mías, tus besos en la mejilla, y entonces me doy cuenta de que no me queda nada.
Pero yo nunca me rindo, tengo toda una vida para volver a conquistarte.

Beethoven's 5th symphony

Loading...