Podia ser mejor, pero me toco ser diferente...

"Hay momentos en los que un hombre tiene que luchar, y hay momentos en los que debe aceptar que ha perdido su destino, que el barco a zarpado, que solo un iluso seguiría insistiendo. Lo cierto es que yo siempre fuí un iluso".
Big Fish.

jueves, 5 de febrero de 2009

Multiorgásmica.


Nada mas verte decidí quitármelo todo, en mitad de la calle. No podía perder el tiempo con preliminares, mi mayor deseo era llegar ya al desnudo completo, si no, sabia que jamás me atrevería a repetirlo. No me importo que la gente me pudiera mirar, fotografiar o grabar para ser el ridículo de los medios de comunicación. Nunca me importo lo que el resto del mundo dijese o pensase de mi, pero es que en ese momento, ni existían. Te mire a los ojos mientras poco a poco me iba desnudando, no podía mirar a otro sitio, la mirada pegada a la tuya para no morir de frío en este duro invierno. Tu cara de sorpresa fue cuando te diste cuenta de todo lo que había llegado a ocultar durante tanto tiempo.

Lo primero que me quite fueron esos zapatos de aguja que me hacían tambalearme cada vez que te sentía cerca, ahora tenia los pies firmes en el suelo. A continuación me arranque como un loca las medias, para no poder volver a ponérmelas nunca mas, me cortaban la circulación de la sangre que me llegaba hasta el corazón, por eso había dejado de latir. Al dejar las medias como si tan solo fueran un montón de hilos tirados enredados por el suelo me dispuse a quitarme el vestido de los sentimientos. El corazón ya había empezado a latir de nuevo y poco a poco al quitarme el vestido se fueron mostrando mis deseos e ilusiones, mis ansias de querer y conocer, todo lo que anteriormente me dedicaba a ocultar.

Por último me costo mas que nunca quitarme la ropa interior, porque es la primera vez que realmente me desnude delante de un hombre. Eso si, la satisfacción fue multiorgásmica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Beethoven's 5th symphony

Loading...